Santorini es uno de los 10 destinos turísticos más bellos del mundo, que está plenamente justificado por la infinita belleza de los paisajes. Thira (como es el otro nombre de la isla) es una isla de las Cícladas clásico con poca vegetación, los vientos y un sinnúmero de casas blancas muchos. Aparte de éstos, Santorini ofrece a los visitantes algo especial … La magia de la Caldera y la especificidad de los suelos debido a las erupciones volcánicas y terremotos.

Si llega en ferry a Santorini, esta diferencia se revela de inmediato. En el borde del desastre, literalmente colgado, pueblos enteros. En primer lugar aparece en los ojos del viajero de Oia, situada en la parte septentrional de la isla y luego pop Fira (la capital) y sus aldeas. Derecho son las islas del volcán, Palia y Nea Kameni, cubiertos con brea y negro de lava, espectáculo sin precedentes para todo el mundo e igualmente impresionante, mientras que la parte posterior muestra la pintoresca isla de Thirassia.

El barco se acerca al puerto. El viaje mágico a Santorini empieza …

Si quieres a visitar Santorini, que es tener tiempo suficiente y no sólo de 2-3 días. Lo que tiene que ser visto son muchos y requieren mucho tiempo. Un paseo por la caldera no es suficiente para disfrutar del espectáculo que le rodea. Todo el día el cambio de colores y el paisaje se convierte en otra textura mágica en todo momento.

El visitante tendrá que sentarse en uno de los cafés que se construyen en el borde de un mejor sabor de la belleza del paisaje. Porque el sol es Ia opción más popular. Cada año miles de visitantes de todo el mundo se abren paso en las estrechas calles y el castillo de Oia para disfrutar del sol hundiéndose en el mar, en un derroche de colores.

Nadar en una de las playas es una necesidad, y la visita ya que muchos de sus asentamientos tradicionales. La arquitectura es increíble. Se vuelve el viajero en el tiempo.

Aparte del tradicional pueblo de Oia se encuentra en Milos en Vothonas y Imerovigli. El sitio arqueológico de Akrotiri atrae la mirada de los turistas. Allí, los visitantes podrán ver parte de 1650-1500 aC de la ciudadenterrados bajo toneladas de lava tras la erupción.